Claves para tener una vivienda con estilo nórdico

Claves para tener una vivienda con estilo nórdico

¿Un ambiente minimalista que aboga por la simplicidad y por evitar los excesos decorativos? Tiene un nombre: estilo nórdico, convertido en una tendencia con una popularidad en indudable ascenso.

Nace a finales del s.XX en los países del norte de Europa: Noruega,  Suecia, Finlandia y Dinamarca, esto es, en lugares en los que la mayor parte del año apenas hay luz natural,  y los inviernos son largos y duros. Sencillez y funcionalidad son las claves del estilo que popularizó el diseñador sueco Carl Larsson y es obvio, se trata de una tendencia que ha llegado para quedarse. ¿Quieres saber por qué? ¡Te desvelamos algunas de las claves!

 Predominio de los colores claros

Si hay algo esencial en este estilo es la luminosidad de las estancias, de ahí la tendencia del blanco puro en paredes y muebles. Eso no quiere decir que no haya presencia del color: éste suele añadirse mediante la incorporación de cojines, mantas, colchas, objetos de decoración y cuadros. En la zona de noche de uno de nuestros últimos proyectos de reforma integral en la localidad valenciana de Bétera lo verás muy claro: luminosidad, predominio del blanco, elementos naturales y sutiles notas de color en los elementos decorativos. ¿El resultado? Un ambiente sosegado que invita a la calma.

estilo nórdico

La naturaleza como recurso decorativo

En el estilo nórdico, hay predominio de materiales que provienen de la naturaleza. La madera es, sin lugar a dudas, el elemento estrella a la hora de escoger el mobiliario. ¿Qué tonalidades se emplean es este tipo de ambientes? Sobre todo los colores claros: haya o abedul ganan la partida. También en la elección de los textiles se utilizan tejidos naturales como el lino, el algodón, la lana. No tienen por qué ser lisos, pero el fondo es siempre claro. Nada de estridencias, si algo caracteriza el estilo nórdico es la ausencia de barroquismo. Sencillez por encima de todo.

Las líneas rectas se combinan con suaves curvas

Por lo que se refiere a las piezas de mobiliario, reina la sencillez. Las líneas rectas y depuradas se combinan con suaves curvas. El objetivo es conseguir un aspecto limpio y combinar a la perfección dos de los elementos esenciales en decoración: estética y sentido práctico.

Sí al eclecticismo

Si te fijas en los ambientes decorados siguiendo las pautas del estilo nórdico, verás cómo suelen mezclarse con gran acierto piezas de mobiliario con un claro toque vintage, viejos muebles de estilo industrial y piezas de diseño clásicas. ¿Rara mezcla? En absoluto. La riqueza estética y sensorial de un ambiente decorado al estilo nórdico radica en gran medida en esta arriesgada combinación de piezas. Para muestra, un botón: en el ambiente que conseguimos crear en esta zona de día que lleva la firma de Mdf Construcción, el eclecticismo manda y el resultado es más que satisfactorio.estilo nórdico

¿Te gustaría darle un toque nórdico a la decoración de tu hogar? Confíanos tu proyecto, ¡y nosotros haremos el resto!